El Teletrabajo la "Nueva Normalidad"

El Teletrabajo la "Nueva Normalidad"

La situación de salud por la cual paso el mundo en los últimos dos años trajo consigo una gran variedad de cambios en el estilo de vida de las personas. La necesidad de cumplir cuarentenas y mantener un distanciamiento social impulso a las empresas a mantener a sus empleados en casa e implementar la modalidad de teletrabajo para poder así adaptarse a la nueva situación.  

 

Debido a esto la necesidad de cercanía pasa a ser un factor clave para mantener el vínculo entre los empleados y las empresas iniciaron un proceso de implementación de equipos y procesos que incentivaran la comunicación y la cercanía. Esta nueva normalidad enfrento al sector laboral a innovar en modelos nuevos de trabajo que se había visto utilizados en pocas ocasiones como el teletrabajo parcial o la flexibilidad horaria.  

 

Según estudios el teletrabajo trajo consigo una gran variedad de beneficios tanto para la empresa como para el empleado, como por ejemplo evitar el desplazamiento diario hasta las instalaciones de la empresa, la percepción de mayor productividad, una mejor conciliación entre la vida personal y la vida laboral, lo cual es un tema muy valorado por los empleados y ayuda a las empresas a retener a su talento humano, ahorros significativos en servicios de las instalaciones físicas. Además de esto por parte del empleador se abrió la posibilidad de contratar talento humano sin tener restricciones geográficas y tener mayor flexibilidad horaria para los empleados quienes según un estudio realizado por el OIT (Organización Internacional de Trabajo) los empleados trabajan más horas en casa que en la oficina. Gracias a esto el teletrabajo abre un abanico de posibilidades y beneficios en el mercado laboral. 

 

Sin embargo, haciendo a un lado todas las ventajas que él teletrabajo trajo, las empresas se han percatado de ciertos inconvenientes y limitaciones que este modelo de trabajo trajo a sus empleados. Iniciando por la falta de una instalación adecuada para trabajar en casa seguido por la falta de equipos óptimos y conectividad para realizar sus labores desde casa.  

 

 

Esta necesidad latente en el mercado laboral trajo consigo un aumento en la compra de equipos de tecnología con la cual las empresas pudieran proporcionar a sus trabajadores los equipos y materiales necesarios para la correcta realización de su trabajo, tales como portátil, impresoras, tablets o pantallas adicionales. Adicionalmente la inversión en plataformas de comunicación virtual que facilitaran el trabajo en equipo de los empleados de forma continua y sin interrupciones.

Todos los comentarios

Deja una respuesta